Tendemos a suponer que nuestros sentidos son capaces de tener una  percepción de todo lo que «realmente» existe.Tratamos de  explicarnos el sentido de nuestras vidas y nuestra relación con algo «Superior» solamente en términos de lo que podemos ver y tocar.  Estas suposiciones son muy ingenuas, y no nos ofrecen una forma completa y eficaz de percibir la realidad, nuestros sentidos distorsionan los mensajes que recibimos del mundo exterior, mostrándonos una imagen incompleta, que nos engaña constantemente.

Jorge Díaz (Grupo online DIciembre 2021)