Movimientos Gurdjieff Madrid

Curso de Movimientos de Febrero a Junio 2022

 

Trabajar para «Ser»

El llamado del trabajo es una invitación continua a conocernos a nosotros mismos, con la finalidad de desarrollar las posibilidades inherentes que nos conduzcan a una evolución interior y el desarrollo armónico de una vida diferente a la que conocemos.

Es muy probable que una de las razones por las que no podemos encontrar respuestas a nuestras preguntas más profundas es que no tenemos a nuestra disposición las herramientas que necesitamos. Nuestras percepciones son limitadas y nuestra capacidad de pensamiento tiene restricciones que ningún sr humano ordinario puede superar.

Los Movimientos y Danzas Sagradas creados por G.I.Gurdjieff. Pueden considerarse como un lenguaje en el sentido de que, mediante gestos simbólicos y otros signos, posturas y desplazamientos, expresan leyes cósmicas que son difíciles de percibir a través de nuestros sentidos ordinarios

El desarrollo armónico

Este curso se desarrollará de enero a junio, un sábado al mes para la práctica de los Movimientos y tendrá un apoyo con una sesión online entre seminarios para profundizar en las ideas del trabajo.

En este curso exploraremos:

✔️Movimientos y danzas Sagradas creados por G.I.Gurdjieff.

✔️Ejercicios internos que nos hacen ser partícipes en la fenomenología del pensamiento, sentimiento y sensación.

✔️Ideas psicológicas y cosmológicas del trabajo.

✔️Música de piano en directo para las sesiones de Movimientos.

Fechas:

26 febrero – 19 marzo  – 23 abril – 21 mayo – 18 junio

Horario: 

De 11:00 a 19:00 con pausa para comer

Imparte: Jorge Díaz

Piano: Ruben Yessayan

Plazas limitadas a 18 participantes

Contacta para más información

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Vídeo:

El trabajo y los movimientos

Uno de los anhelos más poderosos de Gurdjieff consistía en transmitir a la gente el coraje necesario para una vida creativa. No había que dar nada por supuesto. Todo tenia que ser verificado personalmente. El núcleo de todo está en el hombre y la mujer individuales, que han de “trabajar sobre sí mismos”, y transformar las substancias mismas de las que están hechos.