Detenerse

Detenerse

La mayoría de la gente nunca se detiene. La inmensidad del momento de parar es desconocida. Si uno se detuviera por un momento, se podrían cambiar muchas cosas en medio del alborotado juego de la vida. Uno se detiene y en ese parar se produce una gran recolección...